sábado, 5 de junio de 2010

Ay ay ay have a problem, bo


Lucio Costa, corresponsal de El País de Uruguay en La Paloma.

Segundo día en la ciudad y empiezo a entender algunas cositas de estos muchachos. Estoy en condiciones de afirmar que jamás tendrán suerte con el fútbol. Partiendo de la base de que le llaman soccer. Y de ahí para abajo, muchas otras cosas. Aprovechando un rato libre, me fui de compras. Y los problemas no tardaron en llegar. Lo primero que pensé, estando en tierra mundialista, fue en comprarme unos zapatitos para darle a la redonda. Probé en un local de Adidas. "Buenas, bo", le dije a una chica de sonrisa amplia que me miraba el porongo como si llevara un misil. Después de balbucearme algunas palabras que no logré entender pero no me sonaron ofensivas, intenté hacerme entender para lograr mi cometido. "Tiene you one par de churrasqueros, señorita?", pregunté con cierta dificultad. Frunció el ceño y supe que no me había entendido. "Vamos por la segunda", pensé. "Vamo arriba, escalón por escalón. Vos podés", tomé coraje. "Championes. Timbo. Chu-rrrrras-queu-rrrrousss", insistí algo nervioso. Y el gesto de la vendedora cambió. Pero para peor. Levantó la voz. Se dio vuelta. A los gritos llamó a otra persona con un uniforme diferente y me invitaron a que me retirara. Al menos eso entendí al verme en la vereda luego de tres o cuatro amigables empujones. "No te vas a caer, botija", me repetí unas cuantas veces. Y me fui en busca de otro local. Después de unas cuantas cuadras a pie, encontré una tienda bastante grande. "Ahora sí", me entusiasmé. "Gud mornin, bo", entré mejor pisado. "Toy buscando -me señalé los pies mientras buscaba las palabras- eh, eh, eh... Fut... Fut...". "Feet", me interrumpió. "These are the feet, sr", me explicó. Y ahí me calenté. No iba a permitir más insultos. Pegué un portazo y me fui a la calle. Esta vez por mi cuenta. Sin empujones ni nada. Al doblar la esquina escuhé el ruido inconfundible de un balonpié. Y ahí vi a unos gurices pateando en una casa. "Botija", pegué el grito asomándome a una reja que me dio un sacudón que ni Aguirregaray ni Ostalaza juntos te daban. Quedé temblando agarrado al termo. "Gurices", insistí. Y los botijas se me rieron a lo lejos. Chau. Yo de acá me rajo. Los championes me los compro en Montevideo. Qué saben estos... "Escucharon hablar del Maracanazo, manga de otarios?", les grité como a media cuadra. Tenían razón los que decían que acá no están preparados para hacer un Mundial...

7 comentarios:

  1. ja ja ja, no te puedo explicar lo que me hiciste reir, bo. te iamginé ahí sosteniendo el porongo con los dedos morcilla! ahora, desde cuándo hablar a lo uruguayo? besos, chips!

    ResponderEliminar
  2. Mundial fue el primero, y ninguno más, qué nonino.
    Que se agarre Catalina!!!!
    Si estrañá ya sabé: refuercito de fiambre y una canción de Los Olimareños.
    abrazo desde el Viaducto.
    pd: puto, respondé los mail.

    ResponderEliminar
  3. Japonés Night Club5 de junio de 2010, 13:27

    Salí a ejercitarme como todas las mañanas por Puerto Madero, me topé con Mauricio y Rodríguez (el que siempre reta a la) y les hice leer ay, ay, ay have a problem: ¿sabés que me dijeron? "¿Y qué querés, si son negros?". Les pedí un consejo -porque ellos conocen el mundo como pocos- y me dijeron que para jugar al soccer en Sudáfrica, sí o sí vas a tener que comprar alpargatas. Pensalo. Por las dudas, hoy me doy un vueltita por el Japonés a ver si alguna ninfa apetrolada de esas latitudes me tira una posta certera. Desde William Wattusy Morris, Jota Jota Araña Pindapoy Rompuán te abraza, te saluda y te admira.

    ResponderEliminar
  4. Muy entretenidos tus comentarios, ilustrando los avatares de un extranjero en tierras lejanas. Besos desde Don Torcuato, el lugarcito que tira...Feliz día del periodista!!!!

    ResponderEliminar
  5. Entretenidísimas las anécdotas...editá un libro...Cómo sobrevivir a Sudáfrica y no morir en el intento!!!Besos desde Don Torcuato, un lugarcito que te extraña. Feliz día del periodista!!!

    ResponderEliminar
  6. Feliz día del periodista hermanito!!!! Torcuato te extraña y te saluda.Un beso enorme de tu flia.
    Seguí escribiendo, nos muestra una pincelada de tu vida!

    ResponderEliminar
  7. Te quiero mucho, Ale!!! Buena jornada y muy divertidos tus comentarios.

    ResponderEliminar